• #CorrePorElDomund 2021


    ¡Inscríbete a la carrera por las misiones!
  • GUÍA “COMPARTIR LA MISIÓN”


    Experiencias de voluntariado misionero para jóvenes
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros españoles

lunes, 7 de junio de 2021

Las misioneras españolas en India siguen cuidando de los más vulnerables

 Hospitalaria del Sagrado Corazón de Jesús, la hermana Mercedes Menéndez, ejerce su labor en el centro de acogida para mujeres con enfermedad mental de Trivandrum, en Kerala, muchas de ellas recogidas de las calles. Un centro que es como un hogar para estas mujeres. Como cuentan las hermanas, cada mujer tiene su nombre, su lugar en la casa, su tarea básica en la vida diaria; comida y alojamiento dignos; han vuelto a recuperar su dignidad como personas. En ocasiones se ha logrado su rehabilitación y se intenta contactar con las familias.


La hermana Mercedes escribe desde Trivandrum, en estos momentos tan difíciles para el país donde desarrolla su misión: “La situación es muy delicada, a la pandemia se une la aparición del hongo negro y blanco y los tifones, que están provocando más muertes. A la crisis sanitaria se añade la crisis económica y la falta de trabajo que han agravado las condiciones de vida de los más pobres. 
En nuestra misión de Trivandrum acogemos a mujeres con enfermedad mental. Muchas de ellas viven en las calles porque son abandonadas por sus familias por falsas creencias o falta de recursos. Nosotras las acogemos, les damos comida y alojamiento… pero la misión es mucho más que eso, es un hogar para ellas. Son mujeres a las que nadie quiere, y aquí cada una de ellas tiene su nombre, su lugar en casa, su trabajo… aquí han vuelto a recuperar su dignidad como personas.
Durante este tiempo no ha muerto ninguna de las personas que acogemos y las misioneras estamos bien. Damos gracias a Dios y rezamos para que pronto se logre controlar esta pandemia aquí y en todo el mundo”.

La enfermedad mental, explican las hermanas hospitalarias, no en pocos casos es vista, desde el desconocimiento y otras creencias como posesión del mal espíritu, como una consecuencia de la vida anterior no digna, o algo relacionado con la magia negra. Por eso muchas de las personas con enfermedad mental son excluidas por sus propios familiares y enviadas lejos de sus ciudades. En la India el campo de la Psiquiatría no está muy desarrollado por lo que las necesidades en esta especialidad son cuantiosas. Sólo hay 43 hospitales en este inmenso país dedicados a la salud mental, tienen escasez de psiquiatras y enfermeras especializadas. Además la mayoría de la población con necesidades de atención mental no accede a los recursos, porque sus medios y situación no se lo permiten.


Fuente: OMP España

“Los retos de la misión”, también para los jóvenes

 Ya se ha abierto el plazo de matrícula para el Curso de Verano de la Universidad Eclesiástica San Dámaso “Los retos de la misión”, que este año por la pandemia se ha reducido a una jornada y que es especialmente adecuado para jóvenes con inquietud de formarse en la misión. Una misión que tiene siempre un gran atractivo para los jóvenes como se pudo ver, por ejemplo, en el interés que suscitó el último Encuentro Misionero de Jóvenes.

Por ello, como parte del empeño de las Obras Misionales Pontificias, en fomentar la formación de todo el pueblo de Dios, se presenta el Curso de verano de la Cátedra de Misionología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso. Este año, además, va a tener lugar en el formato de una jornada de estudio de un día de duración, el sábado 26 de junio. Tratará sobre los retos actuales de la misión. El programa se puede consultar aquí. Además, podrá seguirse a través del canal de YouTube de la universidad. 

Por la mañana tendrá lugar la conferencia “La misión ante el reto antropológico” por el Prof. Eloy Bueno de la Fuente de la Facultad de Teología del Norte; le seguirá una mesa redonda sobre vocación misionera y discernimiento. La tarde se abrirá con el testimonio misionero de Mons. Gerardo Zerdin, OFM, Vicario Apostólico de San Román (Perú), y concluirá con la conferencia “Misión y Sinodalidad” por el Prof. Gabriel Richi Alberti, Decano de Facultad de Teología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso.

Todos los jóvenes a los que les interesa la misión y de una manera u otra cooperan con ella están invitados a participar en la jornada. El Papa planteaba en el mensaje del Domund del año pasado: “¿Estamos listos para recibir la presencia del Espíritu Santo en nuestra vida?”; y añadía: “Esta disponibilidad interior es muy importante para poder responder a Dios: ‘Aquí estoy, Señor, mándame’. Y todo esto no en abstracto, sino en el hoy de la Iglesia y de la historia”. Precisamente por ello la jornada presenta los retos actuales de la misión para poder aterrizar el compromiso misionero de los jóvenes y que sepan también aportar a sus parroquias, comunidades, grupos, diócesis… su experiencia misionera para enriquecer a los demás.

Otra oferta de la Cátedra de Misionología, esta de más largo alcance, es el Curso de Evangelización Misionera que ofrece una formación teológico-pastoral más prolongada y profunda muy importante para un compromiso más maduro y profundo.


Fuente: OMP España

viernes, 21 de mayo de 2021

Obras Misionales Pontificias presenta la más amplia oferta formativa

 Se ha presentado el programa formativo de la Cátedra de Misionología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid en la Asamblea nacional de las Obras Misionales Pontificias que ha tenido lugar este mes de mayo, una apuesta por la formación misionera. Precisamente la asamblea comenzó con la ponencia en la que se ponía de relieve el carisma de las OMP y, en otra, el Presidente de las OMP trató sobre el camino que deben tomar hoy en día. Una razón de ser permanente de las OMP es la formación misionera de todo el pueblo de Dios. Para ello las OMP disponen – entre otros – del instrumento de la Cátedra de Misionología, cuyo programa para el año que viene se presentó a los delegados diocesanos de misiones, reunidos en esta asamblea.


La gran novedad es el Curso de Preparación para la Misión. Este curso ofrece la formación teológico-pastoral fundamental para conocer y vivir la misión ad gentes. Contiene los elementos básicos de la Teología de la Misión que fundamenta la vida y actividad misionera; y proporciona la formación específica en áreas imprescindibles. Está dirigido a todas las personas que van a ser enviadas en misión ad gentes, para que reciban la formación necesaria para el desempeño fiel del ministerio recibido. También para aquellos que habiendo tenido una experiencia misionera quieren profundizar en sus elementos más significativos. Además es útil para la formación permanente de misioneros y misioneras que quieran actualizar su formación y, en general, para fieles de cualquier condición eclesial y voluntarios misioneros o de ONGD que quieran conocer mejor la especificidad de la misión universal de la Iglesia. Se imparte a lo largo de un curso académico, de martes a jueves en horario de tarde a partir de las 18:00h. La metodología es dinámica y atractiva combinando la clase magistral con diversas actividades. La modalidad es mixta presencial-virtual.

Además, se insistió en la importancia que tiene el Curso Evangelización Misionera, que es el más antiguo, junto con la Jornada académica de la Cátedra. Por el Curso Evangelización Misionera han pasado ya muchos laicos, sacerdotes, religiosas, misioneros y misioneras con el deseo de recibir una específica formación que les capacite para el desarrollo de su labor pastoral en clave misionera, como pide el Papa Francisco. Por eso es importante para las personas que, de una manera u otra, están vinculadas a las OMP, en las Delegaciones, parroquias, grupos misioneros, etc. y se insistió en que se debe difundir más, aprovechando que puede ser cursado también de manera online. Otra de sus modalidades es el curso de verano, que este año será el 26 de junio.

Un tercer ámbito de formación son los títulos propiosExperto en Misionología, con el que se pretende atender a la creciente demanda que, tanto en las diócesis de España como de América Latina, se está dando de los estudios misionológicos. Va dirigido a bachilleres eclesiásticos en Teología o Ciencias Religiosas; o graduados universitarios que acrediten estudios teológicos en algún Centro Superior de Estudios. En cambio, para el Diploma en Misionología no hace falta requisitos previos. A ambos se puede asistir de manera presencial y online.

Fuente: OMP España

 

Mons. Dal Toso, director internacional de OMP: “Ayudad a las iglesias locales a ser misioneras”

 El presidente internacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP), Mons. Giampietro Dal Toso, fue el invitado de honor en el segundo día de las Jornadas Nacionales de Delegados Diocesanos de Misiones y Asamblea Nacional de Directores Diocesanos de las Obras Misionales Pontificias (OMP) de España, que reunió hoy a 80 participantes.



Al abordar su ponencia, titulada “Qué camino deben tomar las OMP”, Mons. Dal Toso dijo que no es fácil dar “directrices precisas” en el mundo actual, donde todo cambia tan rápidamente, pero se atrevió con algunas indicaciones prácticas: la búsqueda de “un diálogo estable con las nuevas formas de misión que surgen en los nuevos movimientos y realidades eclesiales”; difundir y ayudar a que sean comprendidos los pilares sobre los que se sustenta el carisma de OMP (oración, información-formación, y caridad); proponer el ejemplo de los misioneros superando la trampa de que su valor está en lo que hacen, destacando más bien su vocación; y aumentar la presencia en el continente digital para estar en todos los ambientes donde está la gente, sobre todo los jóvenes.

Uno de los puntos destacados de su intervención giró en torno a la importancia de que el carisma de OMP se ponga al servicio de las iglesias locales y pidió a los delegados que sean “el motor” en sus diócesis para “cultivar el celo misionero como parte esencial del trabajo pastoral ordinario”. En este sentido subrayó que “ninguna iglesia puede vivir para sí misma”, porque la Iglesia es un cuerpo “donde todos están vinculados”; por eso, la dimensión “ad gentes” puede ayudar a la iglesia local a “ir más allá de sí misma para permanecer abierta”, evitando el “peligro del localismo”. Para el futuro de OMP, su presidente consideró primordial insertarse en la iglesia local, sin la cual “difícilmente podremos continuar”.

Mons. Dal Toso compartió un “deseo” que, como él mismo confesó, tiene “desde hace años” en el corazón, y que se ha confirmado con “la historia de Teresita”, la niña que pudo cumplir su deseo de ser misionera poco antes de morir, cuando un vicario madrileño la constituyó “misionera de la Iglesia”. Este deseo del prelado es subrayar y difundir “el nexo entre sufrimiento y misión”, asumido en España y algunos países de Hispanoamérica con una “obra especial para los enfermos”: Enfermos Misioneros.

El presidente de OMP consideró que este es un momento precioso para preguntarse por el camino de la institución, sobre todo en el horizonte de 2022, que reunirá varios acontecimientos importantes: el 400 aniversario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos (que en 1622 era conocida como Propaganda Fide); el 200 aniversario de la Obra de la Propagación de la Fe; y el centenario de la elevación de las obras misionales a “pontificias”. A estas celebraciones se une la beatificación de Pauline Jaricot, fundadora de la Obra de la Propagación de la Fe.

Según Mons. Dal Toso, este marco ofrece a OMP “una ocasión que no podemos dejar pasar para dar a conocer el carisma de OMP y de Pauline Jaricot, una mujer laica “poco conocida y subestimada”, cuyo deseo fue “vivir en el mundo para llamarlo a la fe”. La ponencia del presidente de OMP dio pie al trabajo en grupos, del que saldrán las aplicaciones prácticas que las Delegaciones Diocesanas de Misiones y de OMP deberán poner en marcha en sus respectivas iglesias locales, para alentar el impulso misionero que ha caracterizado la “notable tradición misionera” de España, como destacó el presidente de OMP.


Fuente: OMP España

 

La Jornada de la Juventud debe ser una “experiencia misionera”

 La misión es uno de los ejes básicos que el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida ha recogido en el documento sobre las Orientaciones pastorales para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en las Iglesias particulares.




Estas orientaciones recuerdan que la institución de las Jornadas Mundiales de la Juventud ha sido “una gran intuición profética de san Juan Pablo II”, así como que el papa Benedicto XVI destacó “cómo estos acontecimientos representan un don providencial para la Iglesia” y que también “para el papa Francisco, las Jornadas Mundiales de la Juventud constituyen un impulso misionero de extraordinaria fuerza para toda la Iglesia y, en particular, para las generaciones más jóvenes”.

Si bien las celebraciones internacionales suelen tener lugar cada tres años, en las Iglesias particulares se celebran en muchos casos anualmente, lo que tiene un gran significado y valor no solo para los jóvenes, sino para toda la comunidad eclesial local, al convertirse en una “fiesta de la fe” y una oportunidad de sensibilizar y formar a toda la comunidad eclesial en la misión de transmitir la fe a las nuevas generaciones.

Las orientaciones pastorales pretenden, por ello, animar a las Iglesias particulares a que aprovechen cada vez más la celebración diocesana y a que la consideren una ocasión propicia para planificar y llevar a cabo, de forma creativa, iniciativas que muestren que la Iglesia considera su misión con los jóvenes “una prioridad pastoral histórica, en la que invertir tiempo, energías y recursos”, pues los jóvenes quieren participar y ser apreciados, sentirse coprotagonistas de la vida y la misión de la Iglesia. Se recuerda que el papa Francisco quiso relanzar la celebración de la jornada de la juventud en las Iglesias particulares y anunció que, a partir de 2021, esta celebración, que tradicionalmente se vivía en el Domingo de Ramos, se celebrará en el domingo en el que tiene lugar la solemnidad de Cristo Rey.

En resumen, los “puntos clave” que se resaltan son: “la Jornada de los jóvenes debe ser una ‘fiesta de la fe’; debe ser una ‘experiencia de Iglesia’, debe ser una ‘experiencia misionera’; debe ser una ‘ocasión de discernimiento vocacional’ y una ‘llamada a la santidad’; debe ser una ‘experiencia de peregrinación’; debe ser una ‘experiencia de fraternidad universal’”.

Respecto de la misión, se afirma que la Jornada Mundial de la Juventud “ha demostrado ser una excelente oportunidad para que los jóvenes tengan una experiencia misionera” y se propone el mismo modelo para la jornada diocesana porque “como dice el papa Francisco ‘la pastoral juvenil debe ser siempre una pastoral misionera’”. En este sentido se proponen diversas iniciativas para fomentar el testimonio cristiano de los jóvenes, el voluntariado y el servicio gratuito.

Es muy importante el reconocimiento que contiene el documento al interés misionero y a la iniciativa de los jóvenes para la misión. Desde las Obras Misionales Pontificias se ha fomentado la dimensión misionera de las jornadas mundiales de la juventud en Colonia, Madrid, Rio de Janeiro… con diferentes iniciativas. Sería muy interesante que, con motivo de estas celebraciones tanto mundiales como diocesanas, el espíritu misionero de los jóvenes fuera recogido, fomentado y presentado como uno de los signos de vitalidad de la Iglesia.


Fuente: OMP España

jueves, 22 de abril de 2021

Testimonios vocacionales en la presentación de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas

El próximo domingo 25 de abril tendrá lugar la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas, que se celebrará con el lema «Para quién soy yo». La Jornada fue presentada este martes 20 de abril en una rueda de prensa online, y contó con cuatro testimonios vocacionales presentados por las instituciones organizadoras: la Conferencia Episcopal Española (CEE), la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), la Conferencia Española de Institutos Seculares (CEDIS), y las Obras Misionales Pontificias (OMP).



Por parte de la CEE intervino Manuel Vázquez Álvarez, seminarista de quinto curso en el Seminario de Toledo. Manuel cree que el lema de la Jornada «Para quién soy yo», te pone ante tu vida”. En su proceso vocacional decidió enfocar su vida “hacia afuera, no con tus planes, sino hacia Dios, hacia los demás”; hasta llegar a decir, en la maduración de su vocación: “Yo quiero ser sacerdote, quiero ser para Dios, quiero que mi vida no sea para mí, quiero que sea para Dios, porque sé que Dios me ama y quiere lo mejor de mí”, convencido de que eso será lo que le hará plenamente feliz.

Rocío Vázquez Odero, del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, fue el testimonio que presentó CONFER. Durante mucho tiempo, la vida de esta religiosa de Cádiz fue “el deporte y la juerga”, pero se descentró y comenzó a sentir un gran vacío. La muerte de una íntima amiga en un accidente de tráfico le llevó por primera vez a cuestionarse «Para quién soy yo», y pronto respondió que era “para el Señor y para su reino”. Ahora, le apasiona acompañar a los jóvenes porque, como ella misma experimentó, a veces no tienen personas adultas que les acompañen. “A todo joven le digo que busque acompañamiento, que no se puede viajar por la vida solo”, afirma Rocío.

La valenciana Lydia Herrero Casanova, pertenece al Instituto Secular Obreras de la Cruz, y fue el testimonio presentado por CEDIS. Descubrió la consagración secular viendo cómo las Obreras de la Cruz participaban en la vida de su pueblo con toda normalidad. A ellas podía encontrarlas en la peluquería donde iba su madre, en una manifestación contra el terrorismo, o en la parroquia. Encontró en ellas “un modelo de mujer creyente que le fascinó”. A los 20 años entró en el Instituto, donde encontró la concreción de su vocación consagrada. Actualmente, como miles de personas en nuestro país se encuentra en un ERTE; lo afronta con esperanza, y siendo fiel a su vocación en la humildad de las tareas cotidianas, porque “seguir a Jesús no consiste en tener éxito”.

Finalmente, Obras Misionales Pontificias presentó el testimonio de Carlos Armando Ochoa, una vocación mexicana que ha tenido que madrugar para entrar en la rueda de prensa (las 3 de la madrugada hora en México). Aunque pertenece a la Diócesis de Tarahumara (estado de Chihuahua) ‒la única en México que depende de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos‒ Carlos no pudo estudiar allí porque no había Seminario Mayor. Así explicó su vocación: “Jesús me atrapó, me llamó, lo amo y por ello quiero ser digno, vivo en medio de cerros y barrancos, en medio de indígenas y mestizos, que es la realidad de mi amada Diócesis de Tarahumara”. En su tierra, Carlos encuentra que el Espíritu Santo le “ilumina para compartir palabras de fe, de esperanza y de amor con estas comunidades de la sierra que están dolidas, agrietadas, ampolladas por tres circunstancias específicas: el dolor, la lejanía y la pobreza que es propia de esta realidad”. Carlos agradeció la ayuda de Obras Misionales Pontificias para que los seminaristas de los territorios de misión puedan llegar a ser sacerdotes.

Más información en www.paraquiensoy.com
Testimonios y formas de colaboración con las Vocaciones Nativas en www.vocacionesnativas.es

Se puede ver la rueda de prensa completa aquí. 


Fuente: OMP España